Copas más adecuadas para tomar vino blanco

Copas más adecuadas para tomar vino blanco

La complejidad de los vinos tiene su reflejo también en las copas que utilizamos para disfrutar de ellos. Los vinos blancos, los vinos tintos y los vinos espumosos tienen características muy diferentes entre ellos, por eso las copas que se utilizan para consumirlos también son diferentes. En este artículo vamos a hablar de las copas más adecuadas para tomar vino blanco, pero antes hablemos de las características de una copa de vino.

Características generales de las copas de vino

Las copas de vino pueden ser muy diferentes entre ellas atendiendo a una serie de parámetros como el tamaño, el diámetro, la altura y el tipo de cristal.

  • El tamaño: las copas de vino presentan diferentes tamaños en función de la necesidad de oxigenación y longevidad del vino.
  • También hay diferentes formas y diámetros que facilitan un reposo adecuado del vino y que permiten una entrada de oxígeno correcto.
  • El tallo de la copa también resulta fundamental para que el vino no se caliente con la manipulación con nuestras manos y para poder manejar el vino con facilidad.
  • Por último, el cristal puede ser más fino o estrecho aunque es recomendable el cristal fino (1mm) completamente transparente para poder percibir el vino a través de ella (sus matices, impurezas, oxidación, etc.)

Copas más adecuadas para tomar vino blanco

Entre las diferentes variantes de copa (Copa Burdeos, Copa Borgoña, etc.) recomendamos dos que le va muy bien a los vinos blancos por su morfología:

Copa Sauvignon Blanc

Copas más adecuadas para tomar vino blanco

De cáliz alargado y alto, con un cuello cerrado aunque no demasiado estrecho y de un tamaño inferior a la Copa Burdeos. Es perfecta para vinos de baja temperatura (como son los vinos blancos) y ligeros.

Copa Chardonnay

Copas más adecuadas para tomar vino blanco

Es una copa de tallo y cáliz más bajo, con cuello amplio. Muy común en vinos afrontados y ligeros, de aroma generoso, por ello no requieren de cuello estrecho que lo preserve. Se trata de una copa más pequeña que en los tintos, con menos volumen, para evitar que se caliente el vino.


Como has podido leer en este artículo, el buen vino blanco debe ser servido en la copa adecuada. En Diez Siglos presumimos de tener los mejores vinos blancos verdejos que puedes disfrutar en nuestra tienda online.