¿Cómo se hace una cata de vino?

¿Cómo se hace una cata de vino?

Las catas de vino llevan ya muchos años popularizadas por la bodegas de vino que ofrecen a sus clientes la posibilidad de disfrutar de forma sensorial de sus caldos y aprender, de paso, a saber reconocer los aromas, texturas y colores del vino. Mismamente nosotros llevamos más de 10 años ofreciendo catas de nuestros vinos verdejos a aquellas personas que visitan nuestra bodega curiosos de conocer cuales son nuestras costumbres a la hora de elaborar vino.

Por tanto ya no es un ejercicio solamente limitado a expertos y profesionales sino que todo el mundo puede disfrutar de una cata de vino si sigue una pautas básicas que trataremos de detallar a continuación.

Antes de nada y como os hemos adelantado, decir que la cata de un vino supone un recorrido por diferentes sentidos (la vista, el olfato y el gusto) para percibir sus características organolépticas.

Fases de una cata de vinos

Fase visual

La fase visual de una cata de vino comienza con el descorchado de la botella. Antes de pasar al análisis visual se huele corcho como preludio de la fase olfativa ya que en él podremos empezar a distinguir algunos de los aromas del vino.

Se sirve el vino en una copa transparente que agarraremos del tallo para no calentarlo y que inclinaremos sobre un fondo blanco para poder observar el color, el espesor y los matices de la lágrima. Podremos desgranar en esta fase la limpieza del vino, su color la fluidez en el giro alrededor de las paredes de la copa y si tiene gas carbónico o burbujas. Los vinos blancos presentan colores amarillentos, verdosos y hasta colores pardos.

La densidad de la lágrima nos da las claves de la graduación de un vino ya que, cuanto más “espesa” sea esa lágrima mayor será el grado del vino.

Fase olfativa

El olfato es uno de los sentidos con mayor importancia en la apreciación de las características del vino ya que el olor es la variable principal del sabor y a través de él tenemos más sensibilidad que con el gusto.

En esta fase entra en juego el elemento “nariz”, que en enología es la forma de denominar al conjunto de olores de un vino. A través del olfato podemos distinguir los diferentes aromas del vino (flores, frutas, hierbas, maderas, frutos secos).

También se realiza un movimiento de la copa en círculos para desprender otros aromas como los propios de la vinificación y fermentación.

Fase gustativa

Es hora de probar el vino y para eso introducimos una cantidad de vino muy pequeña en la boca, enjuagándonos con el y repartiéndolo por toda la lengua para poder distinguir el dulzor, acidez o amargura del vino.

También podemos distinguir la textura del vino (sedoso, terciopelado, etc.), el cuerpo del vino (sensación producida por la graduación e intensidad de sabor) y la temperatura.


No pretendemos establecer con este artículo una guía de cómo hacer una cata de vino, simplemente queremos acercarte algunos aspectos fundamentales de las catas para que puedas ir introduciéndote poco a poco en el conocimiento del vino.

Recuerda que puedes conocer nuestros apreciados vinos verdejos si realizas una visita a nuestra bodega. Si no puedes acercarte puedes comprar el vino que prefieras en nuestra tienda online.